Villa Mella, orgullosa de su patrimonio cultural


En este sector de Santo Domingo Norte está la Cofrafía de los Congos del Espíritu Santo, reconocida por la Unesco en 2001 como patrimonio cultural

El sector de Villa Mella, uno de los principales en Santo Domingo Norte, se ha desarrollado bajo el sustento de una cultura auténtica y diversa, que ha sido reconocida incluso internacionalmente, al igual que su gastronomía.

En el año 1888 el expresidente Ulises Heureaux dictó una resolución en la que estableció que la población formada en el territorio que hoy ocupa este sector quedara reconocida como una comunidad legalmente constituida bajo el nombre de Común de Mella, en honor al patricio Matías Ramón Mella.

Sin embargo, Villa Mella había recibido en 1785 el nombre de Sabana Grande del Espíritu Santo, adquirido por una leyenda que contaba que en el tronco de un naranjo, específicamente donde en la actualidad se encuentra el destacamento de la Policía del lugar, apareció la imagen del Espíritu Santo con unos atabales, congos, y canoítas tocándose. De ahí que se le rinda culto al Espíritu Santo y se haya convertido en el patrono del sector.

Congos del Espíritu Santo

Todavía Enrique Minier recuerda la alegría que sintió su padre, Sixto Minier, al recibir en 2001 la noticia de que su Cofradía de los Congos del Espíritu Santo de Villa Mella había sido declarada patrimonio cultural de la humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Desde ese entonces, Enrique se esforzó por mantener viva la cultura de su padre, que murió en 2008 a causa de un cáncer de próstata, y cuya entrega hacia su barrio, especialmente por la labor que realizó a través de la dirección de la Cofradía, le ha hecho merecedor de una estatua en su honor en la principal arteria de Villa Mella, la avenida Hermanas Mirabal, así como también de decenas de distinciones.

“Villa Mella tuvo más reconocimiento cuando se dieron cuenta de lo mucho que aportamos con la música que hacemos. Los Congos es lo que somos, por eso se nos conoce en el país completo, y en otras partes del mundo”, cuenta Enrique, quien todavía conserva el congo de más de 200 años con el que tocaba su padre.

El sector, que comprende 15 kilómetros cuadrados y tiene 69,516 habitantes en 9,230 viviendas, según el Censo del 2010 y datos del cabildo, conserva muy bien esa herencia cultural, ya que varios grupos de congos han ido surgiendo con los años, sobre todo con la misma intención de Enrique; rendir honor a Sixto Minier.

Otra representante tanto de la cultura de Villa Mella, e igualmente destacada en el extranjero, es Enerolisa Núñez y su Grupo de Salve de Mata Los Indios, intérpretes de salves y congos. Sus colaboraciones con destacados artistas locales la han constituido como la principal referente de música folclórica a nivel nacional.

Sus inicios con las salves se remontan a cuando apenas tenía ocho años, y acompañaba a su tía Jacoba Núñez a fiestas y velatorios. “La música es lo que más disfruto, cuando canto con mi grupo los problemas parecen irse, eso es lo que yo disfruto”, dice Núñez, quien ha sido premiada por diferentes instituciones, como el Ministerio de Cultura y la Federación de Arte y Cultura.

Dinamismo económico

Villa Mella también es un punto económico muy activo, especialmente porque es el único sector que tiene cinco estaciones del Metro de Santo Domingo, destacándose la Mamá Tingó, que posee en sus alrededores decenas de comercios formales de gran peso e informales, sobre todo de chicharrones, la comida referente del sector, a pesar de los pocos puestos que actualmente tiene en comparación con épocas anteriores.

Otro punto fuerte de la economía del sector son las artesanías. Esta se refleja en la fabricación de los congos, balsié, panderos, atabales o cañutos, maracas, pilones, bateas, guayo, palos de guayo, pantalla o loceros y camape o camatro, alganas, aparejos, yunta de bueyes, canoas, cayucos, entre otros.

Otra de las actividades que genera movimiento económico importante es el carnaval celebrado allí. Desde el 1957 se inicia una relación con el carnaval nacional en la presentación de Los Indios en la comunidad. Luego, en el 1967 se hizo la primera presentación de una comparsa y una carroza, ganadora de la más típica. En el año 1970 Villa Mella también presentó una nueva comparsa y una carroza con 356 caballos representando el Ayuntamiento del Distrito Nacional con el síndico de la ocasión encabezándola. Todos estos momentos fueron aprovechados para crear disfraces y otras piezas para comercializarlos en el sector.

Lugares destacados

En Villa Mella se encuentra, además, el Parque Mirador Norte, uno de los pulmones ambientales más importantes del Gran Santo Domingo, con unos cuatro millones de metros cuadrados verdes.
Antes de ser el Parque Nacional Mirador del Norte, esa área era unas tierras propiedad de José David Rodríguez, y en el año 1992 el entonces presidente Joaquín Balaguer emitió un decreto en el que todos los terrenos pasaban a ser de utilidad pública, porque había buenos recursos hidrológicos.

En el año 1993 encargaron al arquitecto Rafael Tomás Hernández para que diseñara toda la estructura del parque. Ese mismo año iniciaron los trabajos y el 11 de julio de 1996 se inauguró al público.

El parque tiene muchas ventajas, entre ellas que se han hecho muchos estudios de la flora y la fauna y se determinó que el 72% del parque tiene una cubierta boscosa, y más del 80% de las aves de Santo Domingo viven en el Parque Nacional Mirador del Norte.

Parroquia

Entre las decenas de iglesias de Villa Mella, existe un espacio muy particular. Se trata de la Parroquia Espíritu Santo, ubicada justo al frente del Parque Central de Villa Mella. A este espacio religioso acuden cientos de creyentes todos los domingos, así como también los días de semana, a reuniones y otras actividades.

Samuel Hidalgo 
La alegría de Villa Mella se nota en lo que hacemos y comemos, bailar congo y los chicharrones. Eso nos define”.

Adelaida Minier 
Sin la Cofradía de los Congos, Villa Mella no sería Villa Mella. Esto es lo que somos y lo que hacemos”.

Reacciones

Tuve que hacerme cargo de todo lo que mi padre dejó. Es la forma de mantener la tradición de los congos”.
Enrique Minier 
Cofradía de los congos

Cuando era niña mi tía me llevaba para cantar salves. Desde ahí me empecé a enamorar de mis raíces”.
Enerolisa Núñez
Cantante folclórica

Fuente: El Caribe.


TE RECOMENDAMOS.


loading…


>

ENTRADAS POPULARES

VID: LA RADIO DIGITAL SDN.

CLIMA.

TE RECOMENDAMOS

loading...
Gearbest  promotion

LA MAGIA FOTO.

Sígueme en Twitter